MATS Sanidad

Docentes interinos impugnan las oposiciones en Educación por “fraude de ley”

Piden medidas cautelares para frenarlas: “Queremos que sean legales y opositar desde dentro, no desde la calle”

Muchos docentes llevan más de 10 años trabajando sin opción a fijar su plaza

El Mundo

La próxima oferta pública de empleo convocada por la Conselleria de Educación pende de un hilo. La Asociació d’Interins Docents de les Illes Balears (AID) ha decidido impugnar la convocatoria de oposiciones docentes del Govern balear, que se inician el próximo 23 de junio, y pedirá la suspensión cautelar del proceso para que se paralicen hasta que la Justicia dictamine su legalidad. Los docentes consideran que es este proceso un «fraude de ley» y discrimina al interino, al no darle opción previamente para consolidar su plaza.

Unos 150 profesores y maestros de las Islas se reunieron este sábado en una asamblea y decidieron, por mayoría absoluta, emprender acciones legales contra este concurso público de empleo. Han contratado al conocido abogado laboralista, Manuel Martos, que preside la Asociación Nacional Interinos y Laborales (ANIL) y que está llevando otros casos similares en diferentes regiones de España.

«Los interinos hemos estado contratados irregularmente durante años y ahora el Govern ha decidido sacar a concurso las plazas que hemos ocupado, sin tener en cuenta nuestra situación», se quejan a ELMUNDO/El Día de Baleares desde la AID, que recuerdan que muchos de ellos han desempeñado su trabajo en este puesto durante más de tres años y, por ende, deberían tener el reconocimiento de derechos que se han negado por parte de la Administración y los sindicatos.

Recientemente, la Justicia Europea ha puesto patas arriba el sistema de contrataciones temporales y ha multado al Gobierno español por aplicar un sistema de indemnizaciones discriminatorio y que diferencia, de forma injustificada, a trabajadores interinos de los temporales e indefinidos.

«Además, la ley detalla que el interino es una persona que ocupa el puesto de una persona fija de manera provisional pero durante este tiempo tiene derecho a poder fijarla, a través de oposiciones, algo que no se ha cumplido», critica la asociación, que recuerda que en Baleares no se han convocado oposiciones desde hace entre ocho y 12 años (dependiendo de la especialidad).

Tras el tirón de orejas de Tribunal Europeo, el Gobierno central y las comunidades autónomas preparan el mayor ERE de interinos y han convocado buena parte de las plazas, «en vez de establecer algún procedimiento para fijarlas», lamenta la AID, que reclama unas oposiciones con un acceso diferenciado para interinos, en vez de hacer un concurso masivo y de libre concurrencia.

Señalan que aunque la Administración ha anunciado a bombo y platillo que la experiencia pesa más en estas oposiciones, lo cierto es que «en el concurso final, una vez se han superado todos los exámenes».

Desde la AID vaticinan que estas oposiciones dejarán en la calle a «la mayoría» de los interinos porque no es lo mismo presentarse a los exámenes con 20 años que con 40 o 50. «La capacidad memorística es mayor cuando eres joven», defienden, y muchos se quedarán en el camino. Pese a que su experiencia práctica les da ventaja, el colectivo argumenta que la oposición no demuestra la calidad docente, ya que es «meramente memorística». «Un profesor de inglés, por ejemplo, tiene que estudiar a Shakespeare o la Revolución Americana, aunque no tiene nada que ver con sus clases de inglés», ponen por ejemplo. Les duele que, después de años trabajando, el Govern balear considere ahora que no están capacitados. Lo peor de todo es que, si suspenden, se irán a la calle sin indemnización, algo que sería «impensable» en la empresa privada.

Desde la ANIL, la asociación que impugnará las oposiciones, explican que no están en contra de la convocatoria de oposiciones. «Lo que queremos es que sean legales y en el caso de los interinos longevos, se haga un trato diferente, ya que son situaciones diferentes el opositar desde la calle a opositar desde dentro con un contrato o nombramiento en fraude. Esa situación no es de igualdad», argumentan.

La AID esperaba que el Govern balear fuera «prudente» y convocara pocas plazas hasta que los tribunales resolvieran las dudas en torno a los derechos del interino. Sin embargo, la Conselleria de Martí March «ha sacado el máximo número de plazas». Por ejemplo, en lo que respecta a la oferta de lenguas extranjeras, se han publicado 30 plazas en Ibiza y más de 50 en Mallorca, «un número que no se había sacado en Baleares en casi 30 años», destacan.

La AID no oculta su enfado con los sindicatos de las Islas, que «no han hecho bien su trabajo», dicen, y han apoyado esta convocatoria de oposiciones de un total de 1.008 plazas para el cuerpo docente. Por eso, animan al resto de trabajadores interinos -de sanidad y servicios generales- a sumarse a esta demanda.

El objetivo final es paralizar las oposiciones. Si no lo consiguen, lo harán por otra vía, a través de una cascada de demandas individuales de estabilización. «Reclamaremos que los interinos pasen a ser personal no fijo indefinido», advierten. Dicen que hay miles dispuestos.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!