MATS Sanidad

Colapso en las Urgencias del Clínico: “El problema no es la gripe; son las camas cerradas”

Colapso Clínico

Según denuncia MATS, hay 58 pacientes cuando la capacidad es para 30, mientras hay 90 camas cerradas y 25 esperando un ingreso.

Los datos del cuadro de mando y las imágenes que sacan los profesionales evidencian los problemas con las urgencias en los hospitales madrileños. Ayer el Hospital La Paz; hoy el Clínico San Carlos. El SOS de los profesionales son continuos. “No te puedes imaginar cómo están las Urgencias”, relata Yolanda Valverde, delegada del sindicato MATS en el centro madrileño, a EL BOLETÍN. En total, según señala, hay 25 pacientes esperando ingreso y la sala de agudos, que cuenta con una capacidad para 30 personas, tiene a 58 pacientes “hacinados en pasillos, camillas y sillas convencionales”.

Colapso en el ClínicoEs más, la situación que se vive este martes en el Hospital Clínico San Carlos llega a puntos de que “hay ambulancias esperando a entrar”. Mientras tanto, según denuncia la delegada de MATS, el centro tiene 89 camas cerradas, tal y como aprecia en los datos del cuadro de mando: 23 cerradas en medicina; 31 en quirúrgica; cuatro en neonatos; ocho en obstetricia; seis en pediatría; 16 en la unidad de corta instancia; y una en psiquiatría.

De hecho, Valverde sospecha que los números son más descarados: “Hay más camas cerradas. Por ejemplo, en oncología hay un control que lleva más de año y medio cerrado”. El martes está siendo duro y, al igual que sucede en La Paz, afecta a sus trabajadores que, según la delegada de MATS, han vivido hasta episodios de “crisis de ansiedad”. “Hoy hay mucho pico asistencial, pero en un día ‘normal’ hay 35 pacientes para 30 camas. Siempre estamos por encima”, reprocha.

En este sentido, la representante denuncia que “el problema no es la gripe”, sino los movimientos que ha hecho la Dirección del Hospital Clínico San Carlos cerrando camas y sin contratar personal de manera estructural. “Siempre estamos igual, la gestión es el problema. Hace dos semanas fue vergonzoso lo que sucedió en la UVI pediátrica, que se duplicó de pacientes sin más personal. Una familia amenazó con denunciar y, de repente, a las 10 de la mañana del día siguiente se contrataron a 15 enfermeras, seis auxiliares y ningún celador, que son los grandes olvidados”, asevera Valverde.

Camas vacías, urgencias llenasUna crítica que en La Paz también llevan lanzando: el gestionar a golpe de ocurrencia y como reacción a la polémica. “Toman medidas cuando la prensa se hace eco, mañana seguro que aparecen camas”, apuesta la delegada sindical de MATS en el centro madrileño. Por ello, para evitar los “parches puntuales”, Valverde entiende que el paso a dar por el centro gira en torno a poner a funcionar “el 100% del hospital” habilitando camas y contratando a personal.

En el caso de que el Hospital Clínico San Carlos no decida seguir por este camino, las Urgencias del centro seguirán viendo estas escenas. “Han desalojado hasta a los familiares. No cabe un alfiler y los trabajadores tienen que saltar por encima hasta de tres pacientes para atender a la gente”, concluye Valverde como resumen de lo que se está viviendo este martes en el centro madrileño.

Fuente: El Boletín

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparte esto

Haz que llegue lejos!