MATS Sanidad

En defensa de Jesús Candel y de la sanidad pública

En defensa de Candel

El Colegio de Médicos de Granada ha comunicado al médico de urgencias  Jesús Candel, conocido como “Spiriman” e impulsor de las protestas contra la fusión hospitalaria en la ciudad andaluza y su lucha por la sanidad pública, la apertura de un procedimiento legal por posible infracción del código deontológico.

Candel, ha recibido además tres denuncias formalizadas por médicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Estas notificaciones que el propio profesional ha mostrado en redes sociales, comunican la incoación de un expediente disciplinario, algo que puede traer consigo su inhabilitación, suspensión de su pertenencia al Colegio de Médicos de Granada, y por tanto imposibilidad de ejercer.

Este caso se une a los ya conocidos: el despido (no renovación del contrato) de 2 mecánicos del Hospital de Alcalá, el intento de expediente a una médica de Segovia o los expedientes abiertos por el Colegio de Enfermería de Madrid, que tratan de provocar un aumento del temor por parte de las y los profesionales sanitarios a denunciar ante el conocimiento de irregularidades en la gestión o asistencia sanitaria de nuestro país e incluso a luchar por la Sanidad Pública. También en el ámbito sanitario, la Ley Mordaza se pone en marcha de forma inmediata e imparable.

A pesar de que desde marzo de 2017, tras unas multitudinarias manifestaciones, el proceso de fusión hospitalaria en Granada está detenido, la Junta de Andalucía está incumpliendo los plazos acordados para la “desfusión”. Candel ha denunciado posibles casos de corrupción en este proceso, que aumentan el descrédito del Gobierno andaluz en materia sanitaria, ya criticado duramente por su posible manipulación en las listas de espera que sufren los ciudadanos y ciudadanas de esa comunidad.

Con el claro objetivo de menoscabar su imagen pública, “Spiriman” ha sido acusado sin fundamento de violencia de género al denunciar un caso de “enchufismo” en la adjudicación de un puesto directivo en las cocinas hospitalarias. Estos posibles casos de prevaricación continuada en la política de nombramientos “ilegales” se han venido practicando desde 2007 en la Consejería de Salud de la Junta, siendo un claro exponente la creación de las unidades de gestión clínica, donde la falta de transparencia ha sido, según Candel, muy evidente.

Después de 30 años en el poder, el PSOE no se desprende de esta práctica “cortijera” que ahora además atenta contra la salud de la ciudadanía andaluza. Demostrando una vez más como aquellos gobiernos que, independientemente de su “color” político, atacan a la Sanidad Pública necesitan también reprimir a quienes las defienden.

El Movimiento de Trabajadoras-es de la Sanidad apoya la lucha emprendida por Jesús Candel, y por las andaluzas y andaluces para mantener y mejorar la Sanidad Pública.

Movimiento Asambleario de Trabajadoras-es de Sanidad

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!