MATS Sanidad

LOS CORRUPTOS DE LA OPERACIÓN PÚNICA Y SUS VÍNCULOS CON LA PRIVATIZACIÓN SANITARIA

LOS CORRUPTOS DE LA OPERACIÓN PÚNICA Y SUS VÍNCULOS CON LA PRIVATIZACIÓN SANITARIA

El pasado 27 de octubre nos sorprendía la noticia de la detención 51 personas en el marco de una operación contra la corrupción ordenada por la Audiencia Nacional. Esta operación, denominada Operación  Púnica se lleva a cabo contra una trama a la cabeza de la cual, aparece  Francisco Granados.  Menos famoso que Granados pero clave en esta supuesta trama criminal es David Marjaliza. Éste es amigo de la infancia de Granados. Se hace llamar  por los alias “Padrino” y “Mortimer”, y fue presidente de Nuevas Generaciones del PP de Valdemoro. Siempre muy vinculado al mundo de los negocios inmobiliarios, según su propia web: http://www.davidmarjaliza.es/curriculum.html

Marjaliza es gestor de numerosas empresas inmobiliarias. Entre ellas aparecen empresas, de apuestas deportivas y de importación. Pero también aparece -desde marzo de 2013-  como gestor de  dos empresas de sanidad privada; de la mercantil CENTRO DE RADIOLOGIA Y RESONANCIA MAGNÉTICA ABIERTA DE VALDEMORO SL (sociedad dedicada a prestar servicios médicos especializados de interpretación y realización de estudios de radiología e imágenes en todas sus modalidades); y del CENTRO MEDICO VALDEMORO PLAZA SL, (sociedad dedicada a prestar servicios médicos con mas de 40 especialidades en un centro privado). Además según investigaciones periodísticas, también su mujer Adelas Cubas Navarro, que según consta en el registro participa en varias sociedades mercantiles una de ellas inequívocamente vinculada con el ámbito sanitario como es IMPORTADORA DE TECNOLOGÍA MÉDICA SA. Adela Cubas Navarro es, además de mujer de Marjaliza, hermana del alcalde de Torrejón de Velasco,  Gonzalo Cubas (PP), también uno de los alcaldes detenidos en la operación Púnica y acusado de prevaricación, fraude, malversación y cohecho.

Queda pendiente la investigación de la relación concreta y movimientos de estas empresas, gestionadas por Marjaiza y su mujer, con Capio en general y con Hospital de Valdemoro en particular. Vemos de esta forma una conexión innegable y patente entre sanidad privada, especulación inmobiliaria y corrupción política y económica. No es de extrañar que los epicentros de la trama corrupta estén en Valdemoro, donde hay hospital privado y Collado Villalba, donde hay también un hospital de Capio, y salpicado de escándalos: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/07/madrid/1354906171.html

En esta operación también ha sido detenido el director de la Agencia Informática de la comunidad de Madrid José Martinez Nicolás, lo que nos recuerda los recientes casos de cesión de datos de pacientes e historiales médicos del Hospital de Fuenlabrada a empresas privadas. Además una de las empresas más implicadas en la Operación Púnica es la multinacional Cofely, que es adjudicataria de la ampliación del Hospital de Salnes y de la construcción de 15 centros de Salud en Galicia. La operación genera dudas sobre el futuro de estos proyectos. Al estar financiados con fondos europeos  se han de terminar antes de fin de 2015 para no perder dichos fondos, y la ley indica inequívocamente que los contratos públicos no se pueden realizar con empresas sometidas a procedimientos judiciales.

Este tipo de noticias dan cuerpo a las denuncias que hemos venido desarrollando todos estos últimos años y que podríamos tratar de sintetizar en las siguientes conclusiones:

  • La privatización sanitaria se convirtió en un lucrativo negocio donde participan dirigentes del PP y empresarios afines. De hecho todo esto aparece como una auténtica red mafiosa, una organización para el crimen organizado como ha señalado la fiscalía anti-corrupción.
  • Así se puede entender mejor lo que hemos venido denunciando todos estos años: las privatizaciones de hospitales, centros de salud, de servicios completos, las mal llamadas externalizaciones de las plantillas hospitalarias, las derivaciones a las clínicas privadas, todo esto, es un gran negocio al servicio de un partido corrupto (PP) y de unos sinvergüenzas llamados empresarios que, al ver disminuir sus beneficios en las constructoras, van a pillar cacho a costa de nuestra salud y nuestros servicios públicos.

Por esa razón la lucha contra las privatizaciones debe continuar en todos los aspectos. No se trata de una única vía sino de muchas. Ayer fueron los hospitales de Vallecas, Henares, San Sebastián de los Reyes, etcétera; hoy es Collado Villalba, el Centro de Transfusión, o la Lavandería de Mejorada, por no hablar de las miles de derivaciones de pruebas diagnósticas o intervenciones en centros privados. De hecho en los presupuestos siguen aumentando las dotaciones a la sanidad privada en detrimento de lo público en un 52 por ciento.

La sanidad pública es un valor reconocido por la inmensa mayoría de la ciudadanía. El lema de la Sanidad no se vende, se defiende; sigue siendo actual y necesario.

Jorge Aranda y Jesús Jaén

ver documento en

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!