MATS Sanidad

El Hospital que nunca existió

Maqueta La Paz

No habían pasado ni 24 horas desde el tsunami de la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid y la gerencia del Hospital de La Paz ya había convocado de urgencia a las trabajadoras y trabajadores que manifestamos nuestra voluntad de querer opinar acerca del proyecto del nuevo Hospital de La Paz.

La convocatoria se hizo por email con menos de 24 horas de antelación, para el día siguiente (viernes 27 de abril a las 9:00 de la mañana). A esa hora la mayoría del personal asistencial y no asistencial se encuentra realizando sus funciones y les es muy difícil abandonar su puesto para acudir a esa reunión tan importante.

Los que consiguieron asistir puntuales se dan con una pared de bruces, ya que se indica en la puerta del salón de actos (lugar de la convocatoria) que finalmente la reunión se retrasa a las 9:30.

Media hora más tarde la sala comienza a llenarse pero, como era de esperar debido al horario, la mayor parte de la asistencia fueron supervisoras de enfermería, jefes de servicio y el resto de mandos intermedios del hospital, sin actividad asistencial.

Por fin comenzó la sesión: el primero en hablar es el Sr. Gerente de La Paz con intención, según el mismo reconoce, de acallar los rumores que corren respecto a que el proyecto del Nuevo Hospital La Paz (anunciado a bombo y platillo hace poco más de un mes por la expresidenta, como el gran proyecto sanitario de la legislatura) es solo un farol y que no se va a llevar a término. Comenta que este nuevo hospital era una apuesta personal de nuestra presidenta, pero que su marcha  no lo va a frenar; que el proyecto está recibiendo fuertes ataques políticos (dardo contra la moción presentada por los grupos parlamentarios de la oposición para replantear el proyecto) y de la prensa, pero que la dirección en bloque seguirá trabajando por este nuevo hospital.

No podía faltar una mención también al Ayuntamiento de Madrid (gobernado por Ahora Madrid), refiriendo que este no está siendo todo lo solícito que ellos necesitan en materia de urbanismo, por lo que la dirección del hospital ha decidido tratar estas cuestiones directamente con la Comunidad de Madrid en busca de un mejor entendimiento

Acabó diciendo que, como es natural, después de esta reunión se publicará una nota de prensa para recalcar que el proyecto sigue viento en popa y a toda vela.

El siguiente en hablar fue el Sr. Director de Gestión de La Paz, que volvió a incidir en los ataques de la oposición política y de la prensa al proyecto, y asevera en la continuidad del mismo manifestando que ellos siguen adelante porque aman La Paz.

Comentó también que se pidió desde la Dirección a todas las jefaturas de servicios médicos del hospital que hiciesen un listado de peticiones y deseos para el futuro hospital, pero que no han recibido casi respuestas (queda clara la credibilidad que le dan al proyecto), por lo que han ampliado el plazo para que las hagan llegar.

Pasó a exponer la primera fase del proyecto, que dice que será inminente, y en la que se van a demoler los edificios norte (donde está farmacia, facturación, prevención de riesgos laborales,…), docencia, recursos humanos, parking de personal y almacenes.

Respecto a estos dos últimos hace dos importantes comentarios: los almacenes van a ser trasladados fuera del hospital, pero según él, seguirán los mismos profesionales que ahora . Y el parking de personal desaparecerá sin posibilidad de crear otro en el nuevo hospital. Todavía tienen que pensar de qué manera facilitarán, como lo que  facilita en la actualidad el parking de personal, acceder a nuestro puesto de trabajo (lanza al aire la idea de pagar los abonos de transporte al personal o poner un parking fuera del hospital y crear lanzaderas que nos acerquen).

También entró en el asunto de los grupos de trabajo en los que miembros del personal habíamos decidido libremente apuntarnos según nuestras preferencias. Pues bien, la dirección ha decidido reorganizar esos grupos y aumentar su número de 6 a 12  y se han tomado la libertad de reclasificar quién se adscribe a cada grupo en función del interés para el hospital (adiós a la iniciativa propia del profesional). Así, cada grupo tendrá como integrante un miembro de la dirección del hospital y se elegirá un coordinador/dinamizador en cada uno de ellos. Cada grupo tendrá que presentar sus conclusiones en el plazo que establezca la dirección y, si no lo hace,  la dirección presentará directamente las suyas por ellos…

¿Qué pueden plantearse desde los grupos de trabajo establecidos? Pues todo lo que se les pueda ocurrir: tamaño de las salas, número de máquinas, colores de las paredes, recorridos de los pasillos, textura de las cortinas,…, vamos, ¡¡que no nos falte de ná!!

El Sr. Director de gestión se atreve a decir, en pleno ataque de emoción, hasta que el grupo de trabajo de Recursos Humanos podrá decidir el personal necesario para atender las necesidades del futuro hospital, “porque este gran hospital va a necesitar muchos nuevos profesionales” (Ole, Ole y ole). Pronto se les olvida a nuestra dirección que llevan años (y aún hoy) sin sustituir en todo el centro a las y los profesionales que están de baja médica o se jubilan…

Terminó diciendo que todos amamos el Hospital de La Paz y recibiendo una cerrada ovación del público, no sin antes garantizar la máxima libertad para que las personas que formamos parte de los grupos podamos ir a visitar otros hospitales, pedir a especialistas en la materia que vengan a La Paz… pero el hospital no va a ceder sus espacios para el trabajo de estos grupos ni va a compensar de ninguna forma su labor.

Parece que se les olvidó, tanto al Sr. Gerente como al Sr. Director de Gestión del Hospital Universitario de La Paz, comentar algunos pequeños detalles:

¿No hay nada que decir respecto a la inminente privatización de las cocinas del hospital y la construcción de un nuevo edificio para las mismas, que no aparece en las maquetas e imágenes mostradas hasta ahora del futuro centro?

¿La gestión de los almacenes generales se va a hacer directamente por el propio hospital o se va a encargar a una empresa privada, tal y como se se rumorea?

¿No hay nada que decir sobre  la planta de pediatría actual, que se va a cerrar definitivamente el próximo mes  junio y que reduce las camas, ya de por sí muy ajustadas, del hospital infantil?

Y lo más grave: hoy nos enteramos que el pasado 23 de abril (4 días antes de esas inquietantes declaraciones del Gerente y el Director de Gestión), se publicaba la resolución (firmada por el propio gerente)  en la que se declaraba que la única empresa que se había postulado para la redacción del proyecto del nuevo hospital no superaba la puntuación mínima exigida en el pliego de condiciones administrativas. Por tanto, la licitación de la redacción del proyecto para el nuevo hospital queda DESIERTA.

¿Por qué el gerente del Hospital de La Paz ocultó este importante hecho a las personas presentes en la reunión del pasado viernes 27 de Abril?

¿Por qué tampoco lo mencionan en la nota de prensa publicada el 28 de abril en Redacción Médica?

Una vez más ha quedado claro que la dirección de nuestro hospital está más preocupada por mejorar la imagen del gobierno de la Comunidad de Madrid y del moribundo Partido Popular que de ser fiel e informar verazmente tanto a pacientes como al personal.

Los trabajadores  y trabajadoras, las usuarias y usuarios del Hospital Universitario de La Paz estamos cansados de que, mientras aumentan las listas de espera y se caen los techos del hospital, quienes deberían dedicarse a solucionar estas cuestiones estén más ocupados en limpiar la imagen de un un gobierno que a pesar de estar malherido continúa dejando su semilla privatizadora.

Mats
Movimiento Asambleario de Trabajadoras y Trabajadores de Sanidad

Sección Sindical del Hospital La Paz

Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Tenemos que seguir luchando por una sanidad pública y universal,,el modelo que pretenden implementar los neocon,,es criminal e ilegal

Comparte esto

Haz que llegue lejos!