MATS Sanidad

La Paz redujo el número de camas y de personal mientras aumentaban las urgencias y los ingresos

Hospital La Paz

Fuente: El Boletín

Marco González

“La actividad también se ha incrementado en urgencias”, analiza el gerente del Hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina Feijóo, en la reciente publicada memoria del centro. El personal de este servicio lo constata día a día: las imágenes de colapsos, las denuncias y las peticiones de más plantilla están más que presente. Sin embargo, los últimos datos (2016) que se han facilitado no viran en la dirección que solicitan los profesionales del hospital.

Según se puede leer en la memoria anual del Hospital La Paz, el centro en 2016 perdió trabajadores y camas aunque crecía el número de pacientes que entraron a las urgencias. Así, si en 2015 había un total de 7.401 profesionales en el galardonado centro, al año siguiente la cifra bajó a 7.344. Al mismo tiempo, el hospital pasó de contar con 1.308 camas a tener 1.254. Un año en el que coincidió con el mayor récord de cierre de camas entre todos los hospitales madrileños desde el inicio de la crisis económico.

Mientras tanto, el Hospital La Paz no frenaba el flujo de atenciones de urgencias ni de ingresos. El informe publicado en el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid apunta cómo el número de urgencias se disparó de las 218.784 a las 229.930. En el opuesto contrario, otro hospital de gran actividad como el Gregorio Marañón (del 12 de Octubre no hay datos siendo el único hospital que no ha publicado sus memorias) sí contrató a más personal de 2015 a 2016 al mismo tiempo que las entradas a urgencias crecían: pasó de tener 7.353 profesionales a los 7.463 y de atender a 238.6387 ciudadanos de urgencia a los 250.249.

También creció el número de ingresos

Por su parte, el número de ingresos en el Hospital La Paz tampoco descendió: si en 2015 contabilizó 46.286 ingresos, en 2016 esta cifra aumentó hasta las 47.116. Unos datos que contrastan con la reducción de camas al cerrar 54. Este fenómeno tampoco fue indiferente en el Gregorio Marañón que también clausuró 146 unidades. No obstante, el choque se ‘minimizó’ en este último hospital con ese aumento de trabajadores y con que hubo menos ingresos hospitalarios (48.652 frente a los 48.838 de 2015).

“En el área asistencial hemos incrementado nuestra actividad en hospitalización y actividad quirúrgica programada, cumpliéndose el compromiso que teníamos sobre la lista de espera quirúrgica”, afirma el gerente en la presentación de la memoria. Pese a ello, la comparación con otros años también choca con ese incremento de la actividad si se mira el número de camas: se anda aún lejos de recuperar el número de camas que tenía en 2012 cuando contaba con 1.318 unidades.

A pesar de que se contó en 2016 con menos profesionales, la plantilla ha aumentado en comparación con el citado 2012. Se ha pasado de tener 6.971 trabajadores a los 7.344, lo que representa un incremento del 5,3%. Sin embargo, lo que no ha crecido al mismo ritmo es el número de urgencias atendidas: estas han aumentado un 11% respecto a cinco años atrás. Según los datos desde 2012, la entrada de pacientes de manera urgente ha tocado en 2016 su récord.

Las reivindicaciones de la plantilla de urgencias

Una serie de cifras que se complementan con las demandas que salen desde el personal de urgencias del centro madrileño. Tras las múltiples denuncias internas y ante los juzgados de guardia, los trabajadores han ido haciendo públicas varias fotografías de las saturaciones en redes sociales –siempre pixelando caras-. Y ahora la plantilla ha ido un paso más allá: ha comenzado a organizarse para conseguir las reivindicaciones históricas que consideran oportunas para mejorar un servicio que, como muestran los datos oficiales, asume una importante carga de trabajo.

Que se tenga el personal suficiente de manera inmediata en todas las categorías; que se dote al servicio de urgencias con 100 camas, así como del material y el espacio necesario en el plazo de un año; y que se agilizase el ingreso de los pacientes en planta para evitar el colapso en las urgencias han sido algunas de las demandas que lanzaron los profesionales de La Paz en una reciente asamblea.

Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!