MATS Sanidad

25N: No es una celebración

El próximo 25 de noviembre varias asociaciones feministas han convocado una manifestación que recorrerá el centro de Madrid. Nosotras, las afiliadas y afiliados del MATS apoyamos esta convocatoria que no debería ser necesario realizar.

En pleno siglo XXI algunos hombres siguen asesinando a las mujeres. Hombres que, con toda su hipocresía, aseguran en muchas ocasiones, las han querido. Esto es lo que sale en los medios de comunicación, la punta del iceberg. Detrás, por debajo de lo que se ve, estamos miles, millones de mujeres que sufrimos agresiones diarias, en la escuela, en la familia, en nuestro entorno de amistades, en nuestro trabajo, en las calles…

Es vergonzoso que un juez, en nuestro país, acepte como prueba en un juicio por violación, el seguimiento por un detective privado de la víctima sin que ni siquiera la propia violada lo supiera. No es suficiente la indefensión y las secuelas provocadas, además hay que cuestionarla y humillarla.

Es vergonzoso, si,  pero si nos paramos a reflexionar sobre la cuestión, no es de extrañar. Vivimos en un sistema capitalista y patriarcal, en el que el poder de la iglesia católica y la derecha más rancia dirige la ética social, deciden sobre lo que está bien y lo que está mal, quién es víctima y quién “se lo ha buscado”. Mientras el sistema sea este, nada va a cambiar.

No nos engañemos: los programas contra la violencia sobre las mujeres, contra el acoso y el abuso, no reciben crédito presupuestario, no hay programas efectivos en las escuelas, igual que no se realizan en los barrios y ni los centros de trabajo.

La actitud machista y discriminadora de gran parte de la sociedad no se puede solucionar con una charla o un taller puntual para “salvar la cara”, hay que invertir.  Este sistema está muy ocupado en otras cosas y las mujeres no interesamos.

Somos muchas más las víctimas por la violencia machista que las víctimas del terrorismo. Sin embargo, estas gozan de muchísimos más derechos. ¿Por qué?

No solo son los asesinatos. Algunos de nuestros “compañeros” se creen con el derecho de rebajarnos, insultarnos, ultrajarnos. Si vamos por la calle y algún hombre se permite el lujo de decirnos cualquier burrada y nos quejamos, la respuesta suele ser un insulto. Y la cuestión no parece mejorar entre la gente más joven: las relaciones que se están estableciendo entre muchas y muchos adolescentes se basan en el control de la parte masculina de la pareja: el móvil, la ropa, con quién sales y con quién no.

En el mundo laboral todas sabemos cómo están las cosas: salarios más bajos, los trabajos feminizados se han precarizado de tal forma que roza en la pobreza; los abusos por parte de empresarios, jefes y jefecillos sigue siendo el pan nuestro de cada día.

Y los poderes públicos con la venda puesta en los ojos. Hace falta voluntad real de solucionar los problemas y no existe.

La única salida que tenemos es que se nos oiga alto y claro. El 25 de noviembre juntas y el resto de nuestra vida luchando día a día contra la agresión, contra la violencia verbal o física, contra el patriarcado.

Si queremos cambiar de verdad este sistema, la lucha de las mujeres es fundamental. Por eso desde aquí, queremos hacer un pequeño homenaje a las Espartanas, a las Kellys a las Empleadas de Hogar, a las mujeres que son capaces de recuperarse de una situación de violencia machista, al movimiento feminista: ellas solas demuestran a diario lo que sucede cuando las mujeres salen a la calle luchando por sus derechos.

Por las mujeres que luchan, por las que han luchado y por las que ya no pueden. Por las violadas, las agredidas, las controladas. Por las mujeres a las que, aprovechando la crisis, se les han robado derechos tanto laborales como económicos. Por todas nosotras y por las que callan, tenemos que salir a la calle. Porque hay situaciones que no podemos consentir, apoyamos esta convocatoria y os animamos a todas y a todos a que el día 25 nuestra voz sea una.

Manifestación sábado día 25 de noviembre, 19 horas.

Plaza de la Villa-Puerta del Sol

Descarga aquí el cartel

 

 

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!