MATS Sanidad

BALANCE de la libre elección en los Hospitales del Servicio Madrileño de Salud en 2016

Hemos hecho comparecer al Sr. Consejero para recibir información sobre la valoración que hace el gobierno del balance de la Libre Elección de Hospital que se refleja en la última Memoria del SERMAS.

El BALANCE sobre la  LIBRE ELECCIÓN DE HOSPITAL que vamos a analizar hoy es el resultado de un modelo basado tanto en la LOSCAM, como en el que inauguró Esperanza Aguirre y que llevaron a cabo sus consejeros de sanidad.

Este modelo está basado

  • En una RED SANITARIA ÚNICA DE UTILIZACIÓN PÚBLICA en la que se reune hospitales públicos propiamente dicho, con hospitales de gestión mixta y hospitales de gestión privada.
  • En el ÁREA ÚNICA 
  • LA LIBRE ELECCIÓN DE MÉDICO, ENFERMERO, PEDIATRA (esto ya existía) y se añadió la elección de CENTRO SANITARIO.
  • CAP: un centro de llamadas. Desde él se derivan a los pacientes a los diferentes hospitales.

Este modelo que se proclama y vende a la ciudadanía como de la LIBRE Elección de profesionales y centros, fue sin embargo implantando con otros objetivos más allá de poder elegir a un médico, pediatra o centro sanitario, la organización que se diseñó buscaba la competencia entre centros sanitarios por los pacientes en una suerte de mercado interno sanitario.

Por esto hablar de Libertad de Elección como proclaman ustedes no es tal porque NO PARTIMOS de una  situación de igualdad de oportunidad.

Por ello Sr. Consejero espero que en su comparecencia nos pueda aportar alguna explicación sobre los datos que arrojan las Memorias del SERMAS…

En mi segunda intervención, y después de escuchar sus explicaciones, me podré extender más pero ya les adelanto señorías y resumiendo que los datos a los que nos referimos tienen un impacto negativo para nuestros hospitales públicos.

Y le rogaría al Sr. Consejero que hablemos con rigor cuando nos refiramos a los diferentes tipos de hospitales que componen la Red Sanitaria Única de Utilización Pública, porque los 35 hospitales que comprende no tienen las mismas características, y debido a estas diferencias entre los hospitales que la forman vamos a ver cual es el impacto en unos y otros, es decir a cuales beneficia y a cuales está perjudicando.

Me refiero a que unos son de gestion directa, otros son de gestión mixta (puesto que es gestión directa sólo lo que corresponde a los profesionales sanitarios, dejando fuera temas tan importantes como la gestión de la limpieza o los aspectos de restauración, las comidas de los pacientes…). Y por último los hospitales de gestión privada, cuya titularidad es pública, de acuerdo, pero los dueños son multinacionales como Fresenius.

Luego al analizar los datos a los que nos referimos hay que tener en cuenta esto, porque lo que es negativo para unos es un gran negocio para los otros.

Vamos a avanzar tratando de analizar cuál es el Balance Real de la Libre Elección de Hospital en la CM:

Según la Memoria del SERMAS en 2016 el incremento total de citas entrantes en el año 2016 para los 35 hospitales de la RED Sanitaria Unica de Utilización Pública, fue del 21,41% y el incremento de las citas salientes fue igual de otro 21,41%.

Podríamos decir que los pacientes que ganan unos hospitales los pierden otros hospitales.

Según la memoria del SERMAS del pasado año 2016 se puede comprobar cómo pierden pacientes los hospitales de gestión pública de manera muy muy significativa en el último año. Y, por otra parte, cómo ganan pacientes los hospitales de gestión privada de forma igualmente muy significativa.

Citas entrantes

Si cogemos los 4 hospitales privados vemos que en el último año han crecido los pacientes que ingresan un 62 % (un 48% el HRJC un 57,5 % la FJD…) mientras que los 6 hospitales públicos han aumentado esas citas solo 12 %.

Cuadro de citas salientes

Es decir, los pacientes que siendo su hospital de referencia uno público eligen un hospital privado, los hospitales como el Clínico, La Paz, el 12 Oct. Y el Ramón y Cajal pierden un 20% de pacientes. Y para los 4 hospitales de la multinacional Fresenius esta cifra es negativa, es decir no pierden ningún paciente.

Es decir que no es lo mismo que pierda pacientes los mejores hospitales públicos de tercer nivel (el H. 12 de Octubre, el H. de La Paz o el Ramón y  Cajal) y que los gane una institución privada como la FJD…

¡¡¡Algo está pasando en nuestro sistema sanitario público!!!

Por otra parte en los 6 hospitales de gestión mixta se puede observar que se comportan de forma muy similar a los datos globales que se expone en la Memoria: las citas entrantes se incrementan un 24 % en el año 2016 respecto del año 2015. Y las citas salientes se incrementan un 21,8 % en 2016 respecto del año 2015. Hay que tener en cuenta que algunos de ellos no tienen todas las especialidades.

Por lo tanto, todo apunta a que la Libre Elección se da en un marco organizativo que se implantó desde la LOSCAM con la Red sanitaria Única, y que completó la Sra. Aguirre con el Área Única y el Call Center, que está determinando los resultados que hoy analizamos.

Los objetivos que este tipo de organización elegida e implantada por el Partido Popular  como lo llegó a definir un exconsejero de sanidad el Sr. Güemes que la sanidad madrileña fuera “una oportunidad de negocio”. Hoy siguen haciendo lo mismo pero ya no les parece oportuno anunciarlo por el rechazo social que produjo…

Y es que detrás de la Libre Elección de Centros sanitarios se esconde lo que real y desgraciadamente ahora se puede comprobar: una transferencia de dinero público para negocios privados.

La Libertad de Elección de los Pacientes… No es tan libre cuando a los pacientes se les llama desde el CAP para darles las citas de primeras consultas con información sesgada acerca de la lista de espera de sus hospitales de referencia… Lo que termina haciendo que se dirijan a hospitales privados como la FJD como mal menor.

Un servicio de nuevo privatizado, que ha recaído en la única empresa que se presentó INDRA por 13 millones de euros en dos años desde el 1 de Noviembre de 2017, prorrogables a otros 2, concurso repetido con ligeras modificaciones en sus bases del concurso de Noviembre de 2016 anulado por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública [TACP] tras estimar parcialmente de un recurso presentado por la empresa INNOVA BPO

Sin importarles que se hubiera aprobado una PNL para su internalización al SERMAS.

 Las consecuencias de este modelo:

  • la descapitalización de los hospitales públicos, que hoy podemos constatar con la falta de plantillas e inversiones. Son 6.000 profesionales los que todavía faltan respecto de los que había en el año 2009… Luego esto de forma directa incide en que en nuestros hospitales de gestión directa, Sr Consejero, haya camas sin poder funcionar (cerradas) porque no hay profesionales para atenderlas. Se anulan cirugías y posponen intervenciones, consultas o pruebas diagnósticas…

Y la caída en la Inversión real ha sido de un 70 % en los últimos 10 años … Y también sabemos que en el último año no han ejecutado un 40 %. Y qué han hecho con el mantenimiento de nuestros hospitales públicos, nada o muy muy insuficiente, externalizando estos servicios y recortando el presupuesto.

  • Trasferencias de dinero público con privilegios desmesurados para los hospitales privados, debido a los compromisos contraídos con los mismos, con incrementos presupuestarios anuales para que las adjudicatarias vean cubiertas sus expectativas de negocio. Asegurando sus presupuestos, ajustado según IPC e incluso incrementados a través de los ya famosos “modificados” de unos, o de las clausulas adicionales los de la multinacional Fresenius …

Es difícil justificar esto desde la Consejería de Sanidad: cómo en plena CRISIS han podido crecer los presupuestos de los hospitales concesionados con los que asegurar beneficios a fondos de inversión y multinacionales mientras se contaba a la ciudadanía que había que apretarse el cinturón para asegurarla sostenibilidad del sistema.

Si todos los incrementos presupuestarios de los que han gozado los hospitales de gestión privada como la Fundación Jimenez Diaz, el Rey Juan Carlos, el de Villalba, Valdemoro (en manos de la multinacional alemana Fresenius…)o el de Torrejón en manos de Sanitas-Bupa, se hubieran dedicado a los hospitales públicos como el Hospital Clínico, La Paz, 12 de Octubre o Ramón y Cajal… hoy el balance de la Libre Elección de los Hospitales sería muy diferente.

¿Cómo se puede justificar que el H. Clínico, con una extensa cartera de servicios, a pocos metros de la Fundación Jiménez Díaz haya perdido más de 19.000 pacientes, y esta institución privada haya podido absorber 40.000 pacientes en el último año?.

Es fácil : el H Clínico tiene una lista de espera quirúrgica de 87 días para la prótesis de cadera. Y el H. FJD 38 días… Así se está cerrando el círculo de la desvergüenza…Porque la insatisfacción y cansancio de la población por la alta demora media da lugar a que la población ahora opte antes y más fácilmente por aceptar citas que le ofrece el CAP para los centros sanitarios privados.

Nadie, ni autoridad sanitaria, ni gerentes se preocupan de mejorar las listas de espera. Porque admítalo Sr Consejero su Plan ha fracasado. Mientras se espabilan los hospitales privados exigiendo más presupuestos para absorber resolver las listas de espera de los hospitales públicos.

LA RESPONSABILIDAD de la AUTORIDAD SANITARIA, el consejero de sanidad y altos cargos COMO SERVIDORES PÚBLICOS, ES PRESERVAR EL BIEN COMUN, ENTRE ELLO LOS HOSPITALES PÚBLICOS… Pero esto no ha sucedido en el SERMAS, porque los compromisos con el modelo implantado por el PP era otro…

Carmen San José, Diputada de PODEMOS en la Asamblea de Madrid

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!