MATS Sanidad

Hospital Clínico: Trilogía de un engaño (I)

Vitrina de premios del Hospital Clinico

1. PREMIOS, SUDOR Y LÁGRIMAS

La unidad de celadores del hospital Clínico San Carlos y más concretamente su jefe, D. Ricardo Salto, por fin ve “reconocidos sus esfuerzos”. Después de 2 años en el cargo (al que accedió vulnerando todos los procesos legales de selección y provisión con el visto bueno de la Dirección) ha recibido el premio por parte de la Asociación Madrileña de Calidad Asistencial, al “Proyecto de Mejora y Gestión de los Recursos Humanos de la Unidad de Celadores” en la categoría de gestión y ha obtenido la calificación ISO 9001-2008.

Con la colaboración inestimable de su equipo (celadores nombrados de forma discrecional como encargados de turno y jefes de sección, que ha llegado a triplicar en número a cambio de reducir plantilla en actividad asistencial) han transformado por “arte de birlibirloque” lo que casi llega a ser un delito contra la salud de los trabajadores, en un premio a la buena gestión.

Ya en 2015 y nada más tomar posesión de su cargo, proyectó un trabajo parecido en las XVII Jornadas Nacionales de Celadores y Responsables celebrado en Huelva, dónde a través de una serie de presentaciones, trataba de convencer al jurado de la eficacia de su gestión. Una de esas presentaciones hablaba de la” optimización de recursos humanos”, para la mejora de la calidad asistencial. Damos fe de que esta optimización se ha puesto en práctica, reduciendo personal y haciendo desaparecer puestos de trabajo dónde más necesidades asistenciales existen, a cambio del ahorro de costes a la Dirección, que es el auténtico objetivo.

Pero volviendo al tema del premio obtenido. ¿ Cómo es posible que una Asociación llamada de Calidad, conceda un premio a un servicio dónde la calidad es de todo menos buena? ¿ Ha contrastado la Asociación que todo los datos que se le aportan se ajustan a la realidad? ¿ Ha analizado y verificado los datos sobre el terreno? Mucho nos tememos que no y si esto es así, esta Asociación es responsable subsidiaria de estar poniendo en peligro la seguridad y salud de pacientes y trabajadores.

A día de hoy, si alguien pregunta a los celadores del Hospital Clínico de que manera le están afectando los cambios organizativos implantados, las respuestas no creemos que fueran nada satisfactorias. La realidad del día a día es tan evidente que el proyecto de mejora presentando por la Jefatura de celadores, parece extraído de una muestra “alienígena” y está muy lejos de merecer ningún premio, más bien merecería una sanción .

La mayor parte de lo que se publicita como logros u objetivos cumplidos en la página de la Consejería o en la intranet del Hospital, nada tiene que ver con la realidad.

  • En cuanto al catálogo de puestos de trabajo en las diferentes unidades, dónde se publicita que se pactó con los jefes de servicio el número de celadores necesarios, la realidad evidencia todo lo contrario. En la mayoría de los servicios con más necesidades asistenciales, la dotación de celadores sigue siendo insuficiente o ha disminuido y en muchas ocasiones, no se cumple ni siquiera con los catálogos pactados por falta de personal. Es más, muchos Jefes de Servicio y Supervisiones con los que se dice haber pactado el número de efectivos necesario están haciendo llegar quejas a la Dirección y a la propia Consejería por falta de efectivos, pero estos no hacen nada por resolver la situación. Unidades como la U.V.I. ( donde la recomendación de hacer cambios posturales a los pacientes cada 3 horas, o levantar a los mismos, deja de realizarse por falta de celadores )o Traumatología, Geriatría o Medicina Interna ( dónde el exceso de tareas por no tener una dotación adecuada de celadores, impide dar una atención adecuada a los pacientes) son ejemplos de realidad del día a día , en contra de lo que se manifiesta por la Jefatura de celadores y la propia Dirección.
  • En cuanto a la deuda “0” en días pendientes de otros años , decir que esto tampoco es cierto. Muchos trabajadores acumulan días de un año para otro. En algunos casos podemos hablar de hasta 13 días. Y además, no sólo no se está facilitando que los trabajadores lleguen sin días pendientes al final de año, sino que en muchos casos se deniegan días por escrito, alegando falta de cobertura.
  • También se dice, que se ha reducido a 7 el máximo de días trabajados de forma continuada. Se vuelve a mentir y a tergiversar los datos. Hay planillas en las que aparecen hasta 9 y 10 días sin librar y en muchos casos se incumple con los descansos necesarios marcados por LEY. Hasta el mismo Jefe de Celadores en la reunión para explicar este tema, no ponía obstáculos a quienes voluntariamente quisieran trabajar más de esos 7 días seguidos sin ningún límite. ¡ Una manera muy adecuada de proteger la seguridad y salud de los trabajadores!
  • Igual sucede con las jornadas de formación. Los datos están manipulados. Muchos cursos se ofrecen fuera de la jornada laboral y cuando se hacen dentro de la jornada no se cubre la ausencia por otro trabajador, otros se deniegan alegando que no son necesarios para el desarrollo de la actividad laboral y la mayoría de ellos están en funcionamiento no por voluntad de la Jefatura, sino por obligación de la Inspección de trabajo ante denuncias interpuestas por los trabajadores.
    Mención especial merece el dato de la reducción de accidentes de este colectivo, dónde se habla de un descenso de un 15,2%.
  • Es grave que tanto la Jefatura de Celadores como la Dirección publiciten esto como un logro debido a su esfuerzo, pues es de sobra conocido que esta reducción ha sido provocada en su mayor parte por la denuncia de los trabajadores a la inspección de trabajo en un proceso que ha durado 3 años y que dicha Inspección notificó a la Dirección, en una Diligencia , avisándoles que en caso de que el Hospital no adoptase medidas inminentes ( por importantes riesgos ergonómicos derivados del manejo de camas y falta de equipos de trabajo)se emitiría informe al Ministerio Fiscal, comunicándole que en el Hospital Clínico pudiera existir un delito ( sancionado penalmente) contra la salud de los trabajadores.
Estamos seguros de que después de leer nuestros argumentos , tanto la Dirección del Centro, la Consejería y la Asociación Madrileña de Calidad Asistencial, tomarán rápidamente las medidas necesarias para paliar esta situación otorgando el premio a sus auténticos merecedores, los trabajadores, y animamos a nuestros compañeros, tanto celadores como de otras categorías, a denunciar todas aquellas situaciones que perjudiquen su seguridad y salud y la calidad asistencial del paciente.

Es tarea de todos que ayudemos a la dirección del Hospital Clínico a llenar la vitrina de premios y reconocimiento.

NO POR LAS PREBENDAS DE UNOS POCOS, SINO POR EL DERECHO A LA SALUD DE TODOS.

Mats


Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad.

Sección Sindical del Hospital Clínico San Carlos

 


Otras noticias relacionadas:

Hospital Clínico San Carlos: el desmantelamiento silencioso

Menús ‘a dedo’: El hospital Clínico pagó sin concurso público 10 millones en comidas

Cifuentes renueva la limpieza del Hospital Clínico a una empresa en juicio por impagos a la plantilla

Comentarios: 1

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!