MATS Sanidad

Baile de camas en el SERMAS para incrementar la lista de espera

Aymar Arenal

En el presente estudio hemos analizado los datos de dotación de los hospitales integrados en la red pública de la Comunidad de Madrid, disponibles en las memorias del Servicio Madrileño de la Salud (SERMAS) y en el Plan integral de mejora de la lista de espera quirúrgica. Los datos sobre usuarios en lista de espera para cirugía por hospitales son facilitados por la Consejería de sanidad de forma mensual en la página web, aunque no facilitan un histórico.

Antes de comenzar queremos aclarar dos definiciones que la Consejería de Sanidad utiliza muy frecuentemente para complicar el análisis de los datos sobre dotación de los hospitales públicos, los conceptos de “cama instalada” y “cama funcionante”:

  • Camas instaladas: Las camas hospitalarias que constituyen la dotación fija del centro, aunque no estén en servicio.
  • Camas funcionantes: Hace referencia al promedio de camas hospitalarias realmente en servicio, hayan estado o no ocupadas, durante el periodo.

Aquí podéis acceder a la tabla que hemos realizado para analizar todos los datos:

Ver PDF

Situación general del SERMAS.

A grandes rasgos los hospitales públicos de gestión directa por el SERMAS perdieron entre 2013 y 2016 un total de 983 camas instaladas (-6,22% sobre el total) y redujeron también en 191 (-1,69%) las que tienen en uso para hospitalización de usuarios.

Así podemos entender que la lista de espera para cirugías en los hospitales públicos de gestión directa por el SERMAS se haya incrementado aproximadamente 2.000 personas (+2,83%) entre diciembre de 2015 y mayo de 2017.

Por el contrario, los hospitales de gestión privada de la Comunidad de Madrid incrementaron en 57 (+16,18%) el número de camas instaladas y también  en 112 camas (+24,37%) las que tienen en uso para hospitalización de usuarios.

Lógicamente ese incremento de camas en centros de gestión privada ha llevado a una reducción importante de su lista de espera quirúrgica de más de un 34% (pasando de 9.226 a 6.047) entre diciembre de 2015 y mayo de 2017.

Desglose por hospitales públicos.

El Hospital Central de la Defensa “Gómez Ulla” (aunque no gestionado directamente por el SERMAS, es un centro público de la red hospitalaria del Ministerio de Defensa con convenio para atender a usuarios de las zonas básicas de salud de Puerta Bonita, Vista Alegre y Los Yébenes) tiene el lamentable honor de ser el que más ha incrementado su lista de espera para cirugía (+981,32%), pasando de 91 usuarios en 2015 a 984 el pasado mes de mayo, mientras por ejemplo durante el año 2016 ha mantenido sin usar 95 camas (-20,0%) del total que reconoce tener instaladas.

Entre los grandes hospitales, y de mayor complejidad de la Comunidad de Madrid, el Hospital Gregorio Marañón es el que más camas instaladas ha perdido entre 2013 y 2016, un total de 146 (-8,74%), pero también ha dejado sin usar 343 camas de las 1525 que reconoció tener instaladas durante 2016 (-22,49%). La lista de espera en este hospital creció un 1% de 2015 a la actualidad dejando un total de 7693 usuarios aguardando cirugía.

Otro de los hospitales muy comentado en los últimos tiempos por su descapitalización es el Hospital Universitario de Móstoles que, como denuncian desde la Plataforma en defensa del Hospital Público de Móstoles y queda demostrado en nuestro estudio, ha perdido 79 camas instaladas desde 2013 a 2016 (-19,22%).

Es llamativo también que los hospitales públicos con los que tradicionalmente ha contado el SERMAS para aliviar la lista de espera para cirugías, Cruz Roja y Santa Cristina, hayan tenido un espectacular 80% de incremento de su lista de espera entre 2015 y la actualidad, mientras ambos centros han mantenido sin usar 120 de sus camas instaladas durante 2016 (-34,68%).

El contraste con la sanidad privatizada.

A parte del lógico incremento en su número de camas instaladas por la apertura del Hospital General de Villalba en 2014 (propiedad de la empresa IDCSALUD, actual Fresenius-Quironsalud), el Hospital Infanta Elena de Valdemoro (también propiedad de Fresenius-Quironsalud) incrementó su dotación en 35 camas (+29,91%) instaladas durante 2015 y el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles (también propiedad de Fresenius-Quironsalud) cuenta con 54 camas más instaladas desde 2016 (+17,42%).

Por lo tanto, ofrecemos todos los datos que tenemos a nuestro alcance para que ciudadanía y profesionales del sistema sanitario público puedan sacar sus propias conclusiones.

Fdo: Aymar Arenal. Profesional de la enfermería en la sanidad pública madrileña y miembro de AME.

ASOCIACIÓN MADRILEÑA DE ENFERMERÍA.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!