MATS Sanidad

Recortes de hasta un 12% del personal sanitario en los hospitales públicos madrileños

  • Los hospitales de la región sufrieron en 2013 una reducción de personal sanitario de 1.527 efectivos respecto a 2012, al pasar de 48.255 personas a 46.728.
  • El centro que más personal ha perdido ha sido el Gregorio Marañón, que ha prescindido de 574 personas, lo que significa una pérdida de casi el 10%.
  • Los más afectados por los recortes del Gobierno regional han sido médicos, DUE y auxiliares de enfermería.
  • Los sindicatos denuncian que las políticas de recorte tienen consecuencias para el paciente y aumentan las listas de esperan y la presión asistencial.

FCO. PELAYO. 11.09.2014

Los madrileños siguen padeciendo los recortes del Gobierno que preside Ignacio González en la sanidad pública con reducciones de personal sanitario en los hospitales que en algún caso llega hasta el 12% de la plantilla. Los centros hospitalarios de la región en su conjunto sufrieron en 2013 una reducción de 1.527 sanitarios respecto a 2012, al pasar de 48.255 personas a 46.728, lo que supone casi un 3,2% menos, según los datos oficiales recopilados por 20minutos en base a las memorias publicadas por la Comunidad de Madrid de 33 de sus 36 centros hospitalarios, ya que no hay cifras disponibles del Hospital de Cantoblanco, de la Fundación Jiménez Díaz y del Gómez Ulla.

El hospital que más personal sanitario ha perdido ha sido el Gregorio Marañón, que ha pasado de 5.780 efectivos en 2012 a 5.206 en 2013, lo que significa una pérdida de 574 personas (-9,9%). Por detrás se sitúan La Paz, con 300 (-5,8%), el Ramón y Cajal, con 227 (-5,7%), el Clínico San Carlos, con 219 (-5,7%) y el 12 de Octubre, con 191 (-3,8%). Estos cinco grandes centros hospitalarios han perdido el 30,9% de su personal sanitario.

Los hospitales que proporcionalmente han visto reducido más su números de sanitario han sido el Carlos III (-12,2%) y el Santa Cristina (-11,2%)Los hospitales que proporcionalmente han visto reducido más su número de sanitarios han sido el Carlos III (-12,2%) y el Santa Cristina (-11,2%). También hay centros donde este personal ha aumentado. Es el caso, entre otros, del Rey Juan Carlos (175 efectivos), del Hospital de Torrejón (63) y del Infanta Elena (32).

El personal sanitario al que se refieren los datos aglutina a médicos, DUE (enfermeros/as), matronas, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería y otras categorías sanitarias.

Los más afectados por los recortes han sido médicos, DUE y auxiliares de enfermería. En los principales hospitales de la capital es donde estas categorías profesionales han sufrido la mayor caída.

En concreto, La Paz ha sido el centro hospitalario que más médicos ha perdido en 2013, con 101 facultativos, mientras que es en el Gregorio Marañón donde se ha reducido más la plantilla de DUE (255) y auxiliares (239).

“Estos datos son el reflejo de una mala política y de una planificación inexistente. Han recortado gastos sin pensar en las consecuencias negativas que tiene para el paciente. Una de ellas ha sido el incremento de las listas de espera”, señalan desde el sindicato médico Amyts, que denuncia que el 30 de abril de 2013 la Comunidad de Madrid jubiló forzosamente a 430 médicos después de haber aceptado meses antes una prórroga de su vida laboral.

“Al final se trata de cambiar el sueldo de un señor con completos por antigüedad por el sueldo precario de un novato“, sostienen.

“Sólo se cubren el 10% de las bajas”

Desde el sindicato de enfermería Satse opinan que las cifras reflejan la realidad de la sanidad madrileña, donde “sólo se cubren el 10% de las bajas”, lo que repercute en una mayor presión asistencial (número total de pacientes atendidos por el profesional sanitario al día).

“Hay menos enfermeros para los mismos pacientes. Habría que exigir que las plantillas cumpliesen con el ratio (por cada 1.000 habitantes), que en Madrid es del 4,9% frente al 8,4% de la media europea”, explican.

“Está demostrado que una plantilla estable de trabajadores contribuye a la mejora del servicio disminuyendo la tasa de mortalidad y de reingreso, además de la estancia media y los costes de atención por paciente“, concluyen desde el Satse.

El Gobierno estableció en el Real Decreto Ley del 30 de diciembre de 2011 una tasa de reposición para el sector sanitario del 10%. Esto significa que de cada diez empleados que dejen su puesto, ya sea por jubilación, muerte o baja definitiva, sólo existe la obligación de cubrir uno.

“Los profesionales lo pagan con los pacientes”

Para la Asociación del Defensor del Paciente, este recorte de personal está repercutiendo directamente en la atención al paciente. “Esta situación dificulta que el paciente reciba una asistencia digna. Se calcula que por cada 28 pacientes hay un enfermero y esto no puede seguir así. Los profesionales están saturados y en ocasiones pagan su enfado con los pacientes. Ahora trabajan más horas y cobran menos“, asegura la presidenta de este colectivo, Carmen Flores.

Flores denuncia que con este tipo de políticas las listas de espera van creciendo, la atención en las urgencias es tercermundista y que cada vez se cierran más camas. “La Comunidad de Madrid sigue intentando aplicar políticas de recorte propias de la sanidad privada en centros públicos pese a que la justicia ya le ha dicho que no“, añade.

Este diario se ha puesto en contacto con la Comunidad de Madrid para preguntar por los motivos que han provocado esta reducción de personal, pero el Gobierno regional no ha hecho ninguna valoración.

tabla

 

20 minutos

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!