MATS Sanidad

LA LUCHA CONTINÚA

LA LUCHA  CONTINÚA

La victoria parcial obtenida por los ciudadanos y trabajadores de la Comunidad de Madrid (frenando en parte el proceso de privatización de la Sanidad madrileña), debería animar a los mismos a seguir en la lucha, más que desmotivar y desmovilizar, como así parece desprenderse de un cartel informativo difundido en el Hospital Clínico por algunas Organizaciones Sindicales, con el título de “La Privatización se acabó”

Hay que recordar que esta victoria ( evitando la privatización de 6 Hospitales Públicos y 27 Centros de Salud de la red de la Comunidad de Madrid), es fruto de una lucha sostenida en el tiempo por ciudadanos y trabajadores, que ha culminado en una resolución judicial favorable ,que hubiese sido más difícil si esa lucha no se hubiese mantenido.

Por eso para nosotros, es más positivo para los trabajadores y usuarios trasmitir un mensaje de optimismo, haciendo ver que sólo mediante la presión social y ciudadana es posible cambiar las reglas de juego (sobre todo si estas van en contra del bien común) y más cuando se trata de defender un derecho tan fundamental como es el derecho a la Salud, porque la Salud no es patrimonio de unos pocos, es patrimonio de todos/as.

Aún queda mucho por hacer, pues la privatización  de la Sanidad madrileña no es fruto de una necesidad de ahorrar en gasto para la sostenibilidad del sistema (como trata de hacernos creer el Gobierno de la Comunidad de Madrid, en su mal llamado Plan de Sostenibilidad) sino que responde a un modelo ideológico neoliberal con el único fin de traspasar recursos públicos a la empresa privada para la obtención del beneficio empresarial pagado con dinero Público. De ahí la importancia de esta victoria, frenando en seco lo que parecía ser un negocio redondo para las Empresas que querían repartirse el pastel: Ribera Salud, Hima San Pablo y Sanitas y cuya voracidad  tras la derrota, les está haciendo ahora plantearse pedir indemnizaciones millonarias por el negocio perdido, eso sí, sin pedir responsabilidades a quien nos han metido en esto, lo pagaríamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos.

En este sentido, es más necesario que nunca continuar la lucha pues muchas han sido las pérdidas ( Cierre de Centros y Servicios como el Instituto Cardiológico, Pabelló-8, Instituto Carlos III etc) privatización de servicios Públicos ( lavandería de Mejorada del Campo, privatización del personal no sanitario del Puerta de Hierro etc) eliminación de categorías profesionales ( limpiadoras, jardineros..), despidos de personal ( más de 3.500 en menos de un año), derivaciones de pruebas diagnósticas a centros privados pagado con dinero público.

Trabajadores

Esta  política privatizadora no sólo afecta al usuario del sistema sanitario, sino que recorta derechos laborales dejando muchos “cadáveres por el camino”, ya que uno de los mayores costes que repercuten en la pérdida o beneficio empresarial, son los destinados a las partidas de Capítulo I “Gastos de personal”. De ahí que el ataque a los empleados Públicos esté siendo tan devastador ( pérdida de más de 3.500 empleos en menos de un año, precariedad laboral con nombramientos eventuales de más de 10 años, aumento de jornada laboral, disponibilidad de los trabajadores para hacer doblajes poniendo en peligro la salud de los pacientes y trabajadores, jubilaciones forzosas y pérdidas salariales en gran  escala, así como un deterioro importante en la salud de los trabajadores al ahorrar en costes de prevención).

El trabajador debe ser consciente ( al igual que lo debe ser como usuario) que estas agresiones se seguirán produciendo si no continúa la lucha pues todas las medidas a nivel laboral en este últimos 2 años van encaminadas a deteriorar aún más las relaciones laborales ( sigue en marcha el proceso de extinción de las 26 categorías profesionales que ya está afectando a algunos colectivos como las limpiadoras, se ha aprobado un Plan de ordenación de Recursos Humanos que reduce plantillas y fomenta la movilidad entre centros incluso de gestión privada, se acentúa la competitividad entre trabajadores ofreciendo nombramientos interinos en base a la evaluación de desempeño a criterio de las Jefaturas, se desregula cada vez más la normativa laboral, se ofertan OPES  sólo de algunas categorías etc.

Conclusión

Como dijimos al principio, “la lucha continúa” por ello, seguimos llamando a la movilización de todo/as, trabajadores y usuarios.

En este sentido se ha iniciado una campaña en contra de las derivaciones de pruebas y tratamientos del sistema público a centros privados conocida como “yo elijo 100x 100 publica,” que se desarrolla en toda la Comunidad de Madrid y que necesita de todos/as para realizarla .

Te invitamos  a que  participes y así seguir evitando la privatización encubierta  para mantener un a sanidad pública universal y de calidad.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto

Haz que llegue lejos!